1937-2017, 80 aniversario de la Caída de Artziniega

Hoy 27 de junio de 2017 se da una efeméride aciaga para la historia de nuestra Villa. Hace 80 años que Artziniega cayó en manos de los golpistas que se levantaros en armas el 18 de Julio de 1936 contra el Gobierno legítimo republicano.

Gurdia 27 Gudaris 1937
Gudaris en Artziniega (1937).

Esto decía la crónica (la más completa que hemos encontrado de tal fatídico día) titulada Los soldados de España no conocen la fatiga, del Heraldo de Zamora del 28 de Junio de 1937, firmada por un tal El Tebib Arrumi:

“Si bien en el curso de las operaciones de ayer no se pudo operar a causa del temporal, el día ha sido aun peor.  Con este problema sospecharan los que escuchan que no se ha podido operar, pero si tal piensan es porque todavía no se han dado cuenta exacta de la clase de  soldados que tienen nuestra España inmortal.

Bajo un diluvio y en un terreno imposible, encontrando a cada paso un torrente, teniendo que vadearlo con el agua al pecho, nuestras columnas han avanzado en casi todo el frente con tal empuje que han logrado objetivos extraordinarios.

El principal de todo es haber librado en el día de hoy, “en el día de hoy”, no antes como algunos impacientes han propalado, lo que quedaba de territorio de tierra alavesa en poder de los rojos. Ya está por completo en nuestro poder esta tierra leal a España. Está fuera de la dominación de los rojos. ¡Alava por España! ¡Viva Alava!”

Si tuvieron que vadearlo con el pecho al agua,fue porque los gudaris volaron los puentes de Artziniega en la Guerra Civil. Lo que quedaba de territorio alavés, era el municipio de Artziniega, como leeremos a continuación. Así proseguía la crónica:

“Descendiendo a detalles diré que en este día de lluvia torrencial se ha ocupado todo esto: el importante pueblo de Güeñes, el crestón de Somogudo, Cabreriza la Alta, Aranguren, depósito de aguas, alturas de Arciniega, las cumbres de Santurce al alto de la Cruz, Garay y Santa Coloma, y todavía a la hora de enviar este despacho prosigue el avance, aunque sigue lloviendo de manera desconsoladora y aunque el enemigo opuso una mayor resistencia, pues intento unos pinitos que no pasaron de un amago de contraataque por el frente de Mendieta.”

En la portada, aclara de qué Mendieta se trata y no es el pueblo que pertenece a nuestro municipio, precisamente.

prensa_0556

“El río Cadagua, se pasó por el puente de Ibarra, próximo a Mendieta,…”

Todos las cumbres desde Santurce a el alto de la Cruz que pertenecen a Artziniega son: Aspuru, Ubaltorre, Billoran (La Remonchina) y Ganzabala (Valderrama). Santa Coloma todos sabéis qué pueblo es y Garai no podemos asegurar que sea aquí, aunque hay un lugar así llamado entre Zaballa y Eskartza.

En esta crónica habla de “las alturas de Arciniega”, pero en otras, como por ejemplo en la Hoja Oficial del lunes del 28 de Junio de 1937 dice:

“Ayer fueron conquistados los pueblos de Gueñes, Arceniega, Aranguren, Mendieta, Santa Coloma y muchas posiciones más”.

caida-de-artziniega

Aunque aquí también mencione Mendieta y “los pueblos de“, en la crónica dice: “después de cruzar el  Cadagua a nado…”. Por lo tanto está hablando del barrio de Mendieta en el municipio de Zalla. Lo que si hablan en las dos crónicas, es de Santa Coloma –pueblo perteneciente al  Ayuntamiento de Artziniega-, que es precisamente por donde huyeron hacia Balmaseda  los republicanos, como os contaremos a continuación. Y en esta y otras crónicas habla del pueblo de Artziniega, no sólo de “las alturas”.

Revisando el calendario de aquel año vemos que era  domingo el día que entraron los franquistas a nuestro municipio. ¿Y por dónde vinieron?

ENTRADA DE LOS FRANQUISTAS

Cuando construyeron las trincheras de toda esta zona las hicieron pensando que los nacionales entrarían por Burgos y en esa dirección estaban orientadas. Entre otras,  las de Vallobera, Otsati…pero se equivocaron los gudaris.

-Isabel Lopez (88 años) nos contaba que los republicanos huían por Peñalba y batallones de nacionales entraban por Ubaltorre y se les veía venir desde el pueblo. Venían nacionales y moros. Cuando abrían fuego los que huían y los que llegaban, por el pueblo la gente se asustaba porque les pillaba en medio del “chunchun”. Se acuerda como en la huída de los republicanos por Peñalba, un familiar suyo que estaba luchando por Bizkaia pasó por delante de su casa de Atxomin.

 -En libro La Sociedad Reprimida nos cuenta el autor, que el primer alcalde franquista que tuvo Artziniega lo nombraron porque fue el primero que se abrazó a la bandera cuando entraron vencedores los nacionales.

Unos días después de ser nombrado alcalde, se colocó una Cruz en lo alto de Peñalba en honor a los “Caídos por Dios y por España”. Y así decía parte del discurso que protagonizó después del sermón del cura Don José, en la inauguración de dicho monumento:

“Cuando por fin nuestros hermanos los moros y los requetés de Franco asomaban el hocico por la Petarache, los rojos al verlos, huían como cobardes por este lado de Peñalba…”

Por las crónicas de la época y los testimonios recogidos, podemos asegurar que el domingo 27 de junio de 1937, bajo un día muy lluvioso, el municipio de Artziniega cayó en manos del bando sublevado, que entró por Llanteno (Lapetaratxee y Ubaltorre) con batallones de requetés y moros. Pasaron el río con el agua al pecho debido a la crecida del río y a que los republicanos volaron los puentes en su huída. Huída que hicieron por Peñalba hacia Balmaseda, que todavía estaba en manos republicanas -cayó dos días después-.

Aunque en este artículo, hecho a todo correr, queríamos recordar esta efeméride de la historia. Supongo que como a nosotros os habrá sorprendido o nunca habíais oído hablar de esa Cruz de Peñalba. Así que os vamos a contar algo sobre ella y porqué afortunadamente ya no está en pie.

LA CRUZ DE PEÑALBA

 En el libro anteriormente mencionado entrecomillado, (por lo tanto, palabras textuales) se narran las “batallitas” que contaba el alcalde en los bancos de detrás de la iglesia, años después de dejar de serlo. Una de ellas fue esta de la Cruz:

“Aquél día subió al monte todo el pueblo y todo el ayuntamiento conmigo al frente. Antes de la misa pusimos la cruz que ahora ya no está allí. Por cierto, que no sé quién ha podido ser el cabrón que la rompió y la tiró hecha pedazos por la ladera abajo, porque si lo supiera no le iban a quedar ganas de volver a repetirlo. Bueno, el caso es que pusimos la cruz por nuestros caídos y al acabar la misa me pareció que debía decir algo…”

El susodicho se acordaba parte de lo que dijo, pero no se acordaba como empezó. Se lo recordó una mujer que allí se encontraba mientras lo contaba.

“!Feligreses del Ayuntamiento de Arceniega! Cuando hace unos cuantos años volvía de América, y en vez de ir a vivir a mi pueblo, decidí venir a vivir con vosotros, no sabía si lo hice por mi bien o por el bien vuestro. Y ahora veo que fue por el vuestro.”

Gracias a ese hombre o mujer, hoy no tenemos esa cruz en homenaje a los caídos por Dios y por España. ¡A ver si entre todos/as preguntando a nuestros/as mayores,  logramos poner nombre a ese o esa héroe anónima!

 

*El único motivo de no poner el nombre del alcalde, es debido a que al hacerlo deprisa y corriendo, no nos ha dado tiempo a confirmarlo. Se debía llamar Juan, más conocido por Juanillo el pajero.

Bibliografía:

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s